¿ARQUITECTURA Y SUSTENTABILIDAD?

Claudia Jativa

Bogotá Colombia

A propósito de un cambio……

El llamado que nos está haciendo la naturaleza es un llamado a gritos para un cambio, para hacer más aportes, para mejorar, para reaprovechar, reutilizar, para reinventarnos, para continuar dándole un respiro al planeta, como está sucediendo por estos días.

Ese llamado todos lo podemos hacer y así suene demasiado cliché, desde nuestro estilo de vida, hábitos, comportamientos y sobre todo desde nuestras profesiones, independientemente a que nos dediquemos. Es aquí donde podemos actuar, aportar y generar un impacto positivo a nuestro planeta. Debemos ser conscientes que no volveremos a ser los mismos después de superar esta etapa en la que nos encontramos en este momento, la situación económica cambiará, nuestros propios negocios cambiaran, nuestras expectativas cambiarán, nuestra perspectiva frente al mundo va a cambiar, eso es lo que la propia naturaleza nos está proponiendo, nos está dando una oportunidad para renovarnos, reinventarnos y ojalá sepamos hacerlo de la mejor manera y la mejor actitud, así nos cueste.

Desde mi punto de vista, a partir de ahora iniciamos una segunda etapa, una nueva oportunidad para aportar, hacer lo que siempre habíamos deseado hacer (desde todos los puntos de vista) y una etapa donde nuestra perspectiva se transforma, dejando a un lado sistemas impuestos, apartando pensamientos egoístas en beneficio propio y no de comunidad y bienestar grupal y ambiental. Esta segunda oportunidad nos va a permitir renovarnos, crear, trabajar, aportar, dimensionarnos hacia un futuro un poco diferente a lo que veníamos pensando.

Desde la arquitectura, tenemos la oportunidad de generar un mayor cambio, nuestro impacto puede ser doblemente positivo, desde los sistemas constructivos que se utilizan, los procesos, los conceptos que se aplican, el correcto uso de materiales e insumos para la construcción.

Estas ideas y diferentes tipos de soluciones que han aparecido a través del tiempo y que han tomado fuerza durante los últimos años, para contrarrestar el daño que se le hace al medio ambiente por la construcción, es claro que han sido un inmenso aporte y una solución pensada hacia el futuro, pero si se ejecutan correctamente y en una medida justa.

La cantidad de decretos, certificaciones, normas y aportes de la construcción sostenible y arquitectura sustentable, han dado su aporte y beneficio a una construcción consciente y pienso que es cien por ciento valida y aplicable, si se ejecuta con un real propósito, citando una valiosa frase de Adriana Miceli en su libro, Arquitectura Sustentable “En la actualidad la Arquitectura sustentable no es una nueva tendencia, sino que es una necesidad, dada la crisis de sustentabilidad que estamos transitando”

Pero qué tal si a todos estos aportes e ideas le sumamos una perspectiva más concreta, hacia tratar de reducir en lo más mínimo el impacto negativo al planeta; y desde la arquitectura nos replanteamos formalmente la idea del aprovechamiento, el reciclaje, la renovación de usos de edificaciones con cierto tiempo de edad, edificios, casas o bodegas en estado de abandono. Para crear nuevos y necesarios usos actuales, nuevos espacios, renovar conceptos, reciclar materiales o de ser necesario utilizar nuevos que sean realmente sustentables y, sobre todo, crear un nuevo estilo de vida, donde los espacios independientemente de su área sean verdaderamente confortables, habitables, nos permitan vivir y disfrutar de una experiencia diaria y poder personalizarlos según nuestras necesidades.

En un artículo de la revista Axxis que hace poco leí y el cual el titulo nos deja un claro mensaje, hace parte de ese estilo de vida al que me refiero “ A veces es mejor remodelar un apartamento viejo y amplio que comprar uno nuevo y pequeño” puede que los espacios que queramos o que necesitemos transformar no precisamente sean de grandes dimensiones, pero si deberían ser áreas para crear espacios con las condiciones óptimas para habitarlos, espacios iluminados, ventilados, con potencial, que nos permitan sentirnos a gusto, poder personalizarlos y a la vez nos permitan realizar nuestras labores diarias de la forma más optima y cómoda posible. Esto aplica también para diferentes usos, uso corporativo, comercial, recreativo, etc. Aquí quisiera destacar uno de los proyectos de nuestro pasado artículo, que se encuentran dentro de este concepto, la rehabilitación de las oficinas LH135, del Arquitecto Mariano Martin en Madrid.

Este tema puede que no sea algo nuevo que se viene proponiendo, este concepto ya se viene ejecutando en algunos países. Pero esta vez podríamos darle la importancia necesaria que representaría en el impacto al medio ambiente, en la transformación frente a necesidades y prioridades que ahora se vienen. Podríamos explorar seriamente todos sus beneficios y trabajar en equipo para darle mayor fuerza y aplicación en diferentes tipos de usos. Actualmente hay más herramientas, variedad de proveedores y laboratorios de materiales que nos permiten dar soluciones más concretas, eficaces, eficientes y vialmente sostenibles. Es el caso por ejemplo de Materfad, el centro de materiales que nos da la oportunidad de crear y utilizar variedad de nuevos biomateriales, entre otras empresas y proveedores que trabajan dentro de este concepto.

Y ni hablar de las organizaciones, fundaciones e independientes que, dentro de esta línea, de bajo impacto frente a los efectos negativos de la construcción, se han involucrado cien por ciento en la construcción de hábitat sostenible. Siento una profunda admiración por esta cantidad de personas que, desde su propia iniciativa, valioso conocimiento y necesidades de la comunidad, comenzaron de ceros y actualmente llevan un proceso digno de admirar y destacar, es el caso de Organizmo, Casa Terracota, entre otros, que actualmente trabajan para incentivar este tipo de construcción, procesos y técnicas, siempre en beneficio de la comunidad y el medio ambiente.

Lo ideal sería dirigirnos hacia este tipo de prácticas, que varias personas ya han adquirido, por todos los beneficios que implican. Puede que para algunos no sea tan fácil de aplicarlos o su estilo de vida actual simplemente no les permite que sea posible. Pero ojalá poco a poco y en algún punto, todos llegáramos a vincular y conectar con estos conceptos y prácticas de hábitat sostenible, aplicados en diferentes usos.

Cuando retomemos nuestras actividades, nos vamos a dar cuenta que la vida continua, que todas las actividades cotidianas y económicas van a continuar, tal vez no igual que antes (en cierto punto esto es bueno) y por este motivo el ideal es encaminarnos a propuestas que estén dentro de este lineamiento y en cierto porcentaje representen y aporten beneficios tanto a la economía como a la sustentabilidad. En este caso y desde la arquitectura la propuesta vendría a partir del reciclaje de edificaciones, transformación de usos y en porcentaje mínimo nuevas construcciones con sello verdaderamente sustentable, para algunos usos indispensables.

Esta es la importancia actual de nuestra profesión como arquitectos o más bien desde mi profesión y la de muchos otros como Arquitectos Interioristas, en la que personalmente he venido trabajando desde hace un tiempo, tratando de incluir en cierto porcentaje la sustentabilidad, pero que actualmente y más concretamente durante esta crisis mundial decidí enfocarla cien por ciento, de una forma más efectiva, y espero poco a poco lograr este objetivo.

Lo que se viene ahora a nivel económico a nivel mundial va a ser un poco complicado de sobrellevar (sobre todo para nosotros los independientes), pero no imposible de superar; y estoy segura que si todos nos unimos, nos apoyamos, proponemos, nos reinventamos, creamos, trabajamos juntos desde nuestras profesiones y propósitos, vamos a salir adelante y lo más importante siempre pensando desde esa perspectiva que creo provocó esta pausa y transformación en el planeta, una perspectiva más consciente, transformadora y vital para continuar nuestra estancia en este bellísimo planeta.

Claudia Játiva

Master en Diseño interior

4

2 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
newest oldest most voted
Maria

Muchas gracias por compartir esto. Muy certero

Ángela Ch

Tenemos la oportunidad de hacer cambio ante la coyuntura, de iniciar un nuevo movimiento de vida. Cuantos de nosotros hemos tenido esta oportunidad de generar cambios tan grandes? Aprovechemos y reconciliemonos con el medio ambiente.. que todo nos lo otorga!

Publicado en:

PUBLICACIONES RECIENTES

Ir arriba